'Nunca podrás jugar en el Camp Nou ni en Wembley pero sí correr por las mismas carreteras que nosotros', Dan Martin

'Nunca podrás jugar en el Camp Nou ni en Wembley pero sí correr por las mismas carreteras que nosotros', Dan Martin

El invierno es suave en Girona, como un atardecer en pausa. La ciudad no se estresa y sus gentes trabajan, pasean y compran. Y se saludan. Quedamos con Dan Martin, corredor del equipo Team Garmin-Sharp, en la Plaza dels Mercaders, en el corazón del casco viejo de la ciudad de Girona. Está relajado, es pretemporada. Pide un café y empezamos sin pensar que acabaremos la entrevista en verano, poco antes que empiece un nuevo Tour de Francia. Ahora, en pleno julio y a tan sólo dos días para que termine la ronda francesa, recuperamos un pedazo de aquella larga conversación que mantuvieron Isaac Vilalta y Albert Rabadan con el irlandés. El resto de la entrevista lo podréis encontrar en el primer número de la revista Volata con fotos de Tomás Montes.

Se tiene la imagen que en Gran Bretaña están creciendo los espacios, como pubs, en los que la gente se junta después de salidas urbanas y se ven carreras, se comentan, leen revistas...
Bueno, el Tour de Francia sí lo miran. Es lo mismo que en Estados Unidos, todo es Tour y París-Roubaix. Pero sólo eso. Quizá ahora empieza a ser algo más, pero para la mayoría de la gente no lo creo.

Los ciclistas estáis como en la mitad. Arriba están los futbolistas, que ganan un montón de dinero, y los ciclistas seguís siendo privilegiados como deportistas, pero no tanto. ¿Te sientes cómodo en esta situación?
Ah, sí, creo que es mejor que en general no se me conozca. Vivo más tranquilo.

Pero a la vez, tu rol como deportista tiene más privilegios que el de cualquier trabajador.
Es que toda la historia del fútbol es extraña. Por ejemplo, el único que conozco, Thomas Vermaelen, el capitán del Arsenal casi nunca entra en Twitter, pero aún así tiene 700.000 seguidores. Es una locura... ¡y a lo mejor tuitea como una vez cada dos semanas! Pero sólo por el hecho de ser futbolista todo se multiplica. El ciclismo es muy cercano al público. Podemos  

hablar, tomarnos fotos con la gente en las salidas. Hay más comunicación. La gente puede correr por los mismos lugares que la carrera una hora antes o después que nosotros. En cambio, tú nunca podrás jugar en el Camp Nou ni en Wembley. Eso les convierte como en dioses, como tíos sobrehumanos, porque sólo los ves desde 50 metros de distancia, que es lo máximo que te les puedes acercar. Nunca hablas con ellos. En cambio, el ciclismo es mucho más real. La gente se lo siente muy cercano y por eso creo que está a otro nivel de mitificación con respecto al fútbol, en el que todo es... “¡uau!”

Vosotros también vivís bien.
Claro. Sigo pensando que es una locura. Gano mucho dinero por ir en bici. Pero no pienso en ello, trato de hacer mi vida y mi trabajo. Aunque sé que soy muy afortunado por estar en esta situación. Mucha gente sueña con estar en mi posición.

En la vida del ciclista, que te obligar a estar meses fuera de casa, en carreras, también debe ser fácil perder la perspectiva de las cosas.
Bueno, yo siempre llamo a Girona “burbuja”. Es lo bonito de este sitio. Hay muchos ciclistas profesionales, siempre puedes entrenar con alguien, pasar tiempo con ellos... se convierte en nuestra vida normal (...). Pero es cierto que es muy fácil, cuando viajas tanto, estar siempre quejándote. Yo tengo la suerte de tener una familia que me ha mantenido con los pies en el suelo y mi padre, que también estuvo a punto de ser profesional, siempre me recuerda lo afortunado que soy y que no me debería quejar de cosas que son realmente muy muy pequeñas. Lo importante es que tengo una vida muy divertida y que realmente la disfruto. Me gusta el ciclismo y esto es lo más importante.

Artículos relacionados

Un día en las carreras

Un día en las carreras

Pello Bilbao (Astana) no va a disputar la contrareloj con posibilidades de ganar pero tiene órdenes de equipo claras. El fotógrafo Javier Martínez de la Puente lo siguió durante la etapa entre el Circuito de Navarra y Logroño en La Vuelta 2017.

En la mente de un esprínter

En la mente de un esprínter

En este contexto polémica en el Tour de Francia por la expulsión de Peter Sagan a causa de la caída que acabó con el abandono de Mark Cavendish, nos adentramos en las sensaciones desde dentro del pelotón en una llegada masiva con este artículo de ex ciclista Koldo Fernández de Larrea, que nos sirve de adelanto de nuestro nuevo número

Retales del Infierno del Norte

Retales del Infierno del Norte

…o del sur, depende desde dónde se mire. Si vivir en Holanda tiene alguna ventaja, ésta es la de estar a tan solo unas tres o cuatro horas de distancia de la mayoría de las Clásicas. Y eso es una oportunidad que ningún amante del ciclismo puede dejar escapar.