Faces of Geocentrum2

 

Estrenamos el vídeo sobre la segunda edición del Geocentrum, una carrera por equipos algo especial enmarcada que se celebró el pasado 9 de octubre en la ciudad de Barcelona dentro de la programación de Rueda Festival de Cinema Ciclista y organizada por Pterodactyl y VOLATA, donde el más rápido no necesariamente se proclama campeón. Además, recuperamos la crónica que Bernat Manzano hizo para la misma en VOLATA#9.

Todo empezó cuando Simón Bericua, incansable asturiano establecido en Barcelona y organizador de numerosas alleycats —y otros saraos similares—, decidió preparar hace dos años una carrera por equipos en la que se alternaban carreteras secundarias y pistas de tierra por los alrededores de Barcelona. Tras una primera edición que sirvió para poner a prueba el formato y recoger las impresiones de los participantes, la segunda se planeó con nuevas exigencias y retos. El resultado fue un severo recorrido de 140 kilómetros y 2600 metros de desnivel positivo que se mantuvo en secreto hasta la noche anterior a la carrera. La ruta contenía carreteras y pistas forestales del parque de la Marina, el parque del Montnegre y El Corredor y el parque de Collserola que permitieron disfrutar de bonitas vistas a Barcelona y su costa. Una de las peculiaridades de Geocentrum es que seguir el track proporcionado por la organización o tomar caminos alternativos es decisión de cada uno de los equipos, lo que añade emoción a la carrera y puede convertirla en algo incontrolable. Eso sí, la condición indispensable para completar el recorrido es pasar por los puntos de paso establecidos y sellar los pasaportes. Estos checkpoints pueden bonificar o penalizar segundos al tiempo final, así que cruzar la línea de meta en primer lugar puede no significar haber quedado en primera posición. 

Enmarcado dentro de la programación de Rueda - Festival Internacional de Cinema Ciclista y a mitad de camino entre una jornada festiva y competitiva, esta segunda edición reunió hasta dieciséis equipos mixtos de diversos puntos de la península, cada uno con una historia distinta a sus espaldas. Participaron desde aficionados al ciclismo de carretera, a gente que compite en bicicleta de montaña, pasando por mensajeros y jóvenes promesas a punto de dar el paso a profesionales. Los nervios antes de la salida eran patentes y las discusiones sobre la bicicleta ideal y las cubiertas para el día que les esperaba o la táctica a seguir en cuanto a posibles atajos estaban presentes en conversaciones a bajo volumen. Así, a las 8 de la mañana, todos los equipos fueron saliendo de forma escalonada y con un minuto de margen des dedesde la Base Náutica, en la playa del Bogatell. Tras más de seis horas encima de la bici y muchas anécdotas, el equipo Gente Seria se impuso por poquísimo margen de tiempo al Santa Catalina-Endless. En tercera posición y completando el podio quedaron los integrantes del equipo C.C. Gracia.

Geocentrum, que no tiene más pretensión que la diversión y ser una excusa para poder brindar con unas cervezas, contribuye a naturalizar la relación entre el asfalto y la tierra y conectar con la esencia del ciclismo más primigenio. 

 

Artículos relacionados

It's always sunny in Mallorca - Team VOLATA

It's always sunny in Mallorca - Team VOLATA

Mallorca Island has been the place for the peculiar preseason of our Team VOLATA. They are not wishing to get victories and records, they just aim to have fun doing brevets and grand fondos to celebrate love for friendship and cycling.

Siempre hace sol en Mallorca - Team VOLATA

Siempre hace sol en Mallorca - Team VOLATA

La isla de Mallorca ha sido el escenario de la particular pretemporada del Team VOLATA, el equipo con el que, sin ánimo de conseguir victorias y récords, queremos recorrer brevets, marchas y salidas para celebrar el amor al ciclismo. 

Un salto reivindicativo: #BunnyHopThePatriarchy

Un salto reivindicativo: #BunnyHopThePatriarchy

Las ciclistas Pauline Ferrand-Prévot y Ellen Noble, dos de las ciclistas más importantes del momento, defienden que no necesitan barreras más pequeñas que los hombres. También pueden dominar el bunnyhop, la técnica de sortear obstáculos sin bajar de la bici en las carreras de ciclocross.