Geocentrum 2015, barro y risas

Geocentrum 2015, barro y risas

Enmarcada dentro de la jornada final de Rueda, el primer Festival Internacional de Cinema Ciclista de Barcelona (del 1 al 4 de octubre), se celebró un mercadillo ciclista y la primera edición de Geocentrum, una particular carrera de orientación por equipos mixtos organizada por VOLATA, junto a Pterodactyl y My Beautiful Parking. La experiencia se saldó con una ámplia participación, buen ambiente, tierra, barro y cervezas como celebración final. 

El recorrido consistió en 95 km aproximadamente —dependiendo de la ruta elegida— dónde los equipos tuvieron que pasar por una serie de checkpoints en los que tenían tenían diversas pruebas a superar y que, bonificaban o penalizaban tiempo en el cómputo total. Casi como una alleycat, Geocentrum proponía superar las barreras de la gran urbe y adentrarse en las montañas y bosques que rodean Barcelona, mezclando zonas urbanas con carreteras asfaltadas y caminos y senderos, que la lluvia de la noche anterior se encargó de remojar. 

  

La variedad de terrenos hizo que fuera una competición muy atractiva para todo tipo de ciclistas que montaban toda clase de bicicletas: desde los aficionados a la carretera a los mountain bikers, pasando por los aventureros sobre dos ruedas de la cada vez más popular tendencia gravel. 

Al final, y tras algo menos de cinco horas, el equipo ganador fue el SaganDameUnLike, seguido de cerca por el GravelTeam y el BRCG1. Estos tres grupos resultaron ser los más rápidos de entre los catorce que participaron. En la categoría Lone Wolf, creada para corredores que decidían participar en solitario, Graham Eisner fue el vencedor.

Si tenéis curiosidad por ver las pruebas que tuvieron que superar los diferentes equipos y la experiencia personal de cada uno de ellos, podéis usar el hashtag #geocentrum en Instagram. Hay que hacer mención especial por las fotos más curradas para el equipo formado por nuestros colaboradores Arriére du Peloton (@arrieredupeloton) y Hollis Duncan (@hollis.duncan) junto al cineasta británico Benedict Campbell (@benedict13) y Estela Broto (@estelalema). Campbell, además, bordó la jornada llevándose a casa el Premio del público del festival Rueda por su documental For the love of mud.

Lee la entrevista a Benedict Campbell

Esta primera edición dejó bonitos momentos que sin duda van a tener continuidad el año próximo, donde los corredores volverán a saber si van al infierno o saboreaban la gloria. ¡Os esperamos en 2016!

 

 

 

 

 

Artículos relacionados

Retales del Infierno del Norte

Retales del Infierno del Norte

…o del sur, depende desde dónde se mire. Si vivir en Holanda tiene alguna ventaja, ésta es la de estar a tan solo unas tres o cuatro horas de distancia de la mayoría de las Clásicas. Y eso es una oportunidad que ningún amante del ciclismo puede dejar escapar.

 

La magia de la Strade Bianche

La magia de la Strade Bianche

A principios de marzo pasamos un fin de semana muy completo en la Toscana para asistir a la última edición de la Strade Bianche. Gracias a la invitación de Sportful, pudimos disfrutar desde dentro tanto de la versión cicloturista como de las pruebas profesionales

El blog de Cortina - La hora de morder el polvo

El blog de Cortina - La hora de morder el polvo

Iván García Cortina (Gijón, 1995) ya ha empezado su temporada de debut en el WorldTour con el equipo Bahrain-Merida, y en la segunda entrega de su blog en VOLATA nos explica sus primeras experiencias en las clásicas belgas que tanto le apasionan y donde ha podido vivir de primera mano el sufrimiento que llevan consigo