La gloria vuelve a quien le pertenece

La gloria vuelve a quien le pertenece

Los protagonistas de la foto que encabeza este artículo son Mark Cavendish y André Darrigade. El francés, que tiene ahora 87 años, era el velocista más laureado de la historia del Tour de Francia hasta que apareció Cav. El campeón del mundo de 1959 y rey de la elegancia sumó 22 triunfos de etapa en la carrera más importante del mundo y ningún otro rey de la velocidad se le había acercado: Freddy Maertens alcanzó las 15 etapas y dominadores modernos como Mario Cipollini, Erik Zabel o Robbie McEwen se quedaron en 12.

El fenómeno británico, por su parte, siempre ha parecido destinado a entrar en la historia más rápido que nadie. Tras su aparición estelar con 4 triunfos en la edición 2008, cuando solamente tenía 23 años, empezó una racha en la que era imbatible y parecía que lo sería siempre. Con una explosividad sin rival y arropado por el treno perfecto del equipo Columbia/HTC logró 6 victorias más en 2009, 5 más en 2010 y en 2011... no solamente superaba a Darrigade para colocarse como el mejor sprinter de la historia del Tour sino que apuntaba a superar el récord absoluto de victorias de dominadores totales de la carrera. Las 28 victorias de Bernard Hinault y las 34 de la leyenda Eddy Merckx.

Sin embargo, la trayectoria exponencial del de la Isla de Man se estancó. Con la desaparición de su equipo de toda la vida, corrió el Tour de 2012 como vigente campeón del mundo en un Team Sky al servicio de Bradley Wiggins, y sin apenas ayuda sumó otras 3 victorias. Volvió a cambiar de equipo buscando un entorno más propicio y la cosa fue a peor: 2 victorias en 2013, ensombrecido con la llegada fulminante a la élite de Marcel Kittel, una caída en la primera etapa le obligó a abandonar sin poder probarse en la edición 2014 y el año pasado sumó una sola victoria in extremis.

Es por eso que este año, ya con 31 años y con otros sprinters más en plenitud que él, como el mismo Marcel Kittel (28 años) o incluso su ex-compañero André Greipel (33 años) que ha mejorado en grandes escenarios con los años y el todoterreno Peter Sagan (26 años), ganador de los últimos cuatro maillots de la regularidad, apenas aparecía en las quinielas para las volatas de la Grande Boucle. Su fichaje por el equipo sudafricano Dimension Data parecía haberle hecho desconectar de primera línea: volvió a los mundiales de pista, casi como capricho de reminiscencias de juventud, apenas ha corrido carreras de primera línea y solamente había mojado en escenarios menores como las vueltas a Qatar, Croacia y California.

Sin embargo, llegaron los momentos clave y ahí ha estado Cavendish, con dos dianas en las dos llegadas que más le favorecían. Con esos dos sprints victoriosos en Utah Beach y Angers, ha empatado en triunfos a Hinault y se sitúa a seis victorias de ser el corredor con más triunfos en la historia de la carrera. Un hito que sigue siendo difícil, pero que tras este renacimiento parece, por lo menos, posible. "Nunca le había visto tan motivado. Ha encontrado un equipo que se interesa por sus objetivos, le cuida y mira cómo está respondiendo. Los que decían que estaba acabado, que sepan que está muy lejos de ello", decía en CyclingTips el mánager general de su actual equipo, Doug Ryder.

Ahora, "the show must go on", como tuiteaba el actual farolillo rojo del Tour, el danés Michael Morkov. Afectado en una caída el sprint del primer día, el ciclista de Katusha pierde ya más de una hora en la general respecto al líder Greg Van Avermaet, pero siguiendo enc arrera y sucumbiendo a la tentanción de abandonar ha contrubuido a que este Tour sea la primera edición en más de 10 años en que, tras superar 5 etapas, no ha habido ningún abandono. Los 198 valientes que partieron del Mont-Saint-Michel siguen de pie (algunos más que otros) para intentar llegar a la gloria de París.

 

 Además de ver todo este espectáculo, recordad que tenéis la posibilidad de vivirlo más de cerca que nunca. La marca de selladores y adhesivos para bricolaje SOUDAL, co-patrocinador del histórico equipo ciclista belga Lotto-Soudal desde 2015, con quien tiene compromiso hasta el año 2020, ha lanzado un concurso en el que se pueden ganar múltiples premios, de cascos, camisetas y gafas de sol del equipo profesional a kits de mantenimiento de la misma marca o incluso una experiencia VIP en la última etapa del Tour, donde podrás vivir el final en los Campos Eliseos desde un coche del Lotto-Soudal.

Para participar solamente hay que responder dos preguntas en este enlace para entrar al concurso en el que, si no consigues vivir desde dentro de su equipo la posible victoria de André Greipel, que todavía no ha mojado y seguro estará con ganas para la etapa final, por lo menos podrás sentirte como él al correr con su material. El concurso #SoudalParisVIP estará activo hasta el 13 de julio. ¡Quien no se consuela es porque no quiere!

 

 

Artículos relacionados

Retales del Infierno del Norte

Retales del Infierno del Norte

…o del sur, depende desde dónde se mire. Si vivir en Holanda tiene alguna ventaja, ésta es la de estar a tan solo unas tres o cuatro horas de distancia de la mayoría de las Clásicas. Y eso es una oportunidad que ningún amante del ciclismo puede dejar escapar.

 

El blog de Cortina - La hora de morder el polvo

El blog de Cortina - La hora de morder el polvo

Iván García Cortina (Gijón, 1995) ya ha empezado su temporada de debut en el WorldTour con el equipo Bahrain-Merida, y en la segunda entrega de su blog en VOLATA nos explica sus primeras experiencias en las clásicas belgas que tanto le apasionan y donde ha podido vivir de primera mano el sufrimiento que llevan consigo

Adam Hansen y el Himalaya

Adam Hansen y el Himalaya

Hay muchas sitios diferentes donde prepararse para una gran vuelta. La mayoría de ciclistas con altas aspiraciones optan por concentraciones en altura. Ahora bien, todos en bici. ¿Todos? En una entrevista con VOLATA, el intrépido Adam Hansen nos explica que esto puede ser diferente, a través de su experiencia y sus planes para el Himalaya