Lo que da de si un ao en Strava

Lo que da de si un ao en Strava

 

Las redes sociales han cambiado nuestra manera de comunicarnos y compartir nuestra realidad. Y, en el caso de una actividad que genera tanta satisfacción como es el caso del deporte, no podía ser menos. En el mercado existen varias plataformas donde los usuarios comparten sus actividades deportivas, lo que permite que estos puedan comparar sus logros deportivos e incluso tecnificar su rendimiento ya sea de forma seria o recreacional. La gran cantidad de datos que estas empresas de titularidad privada gestionan y recopilan también les ofrece la posibilidad de poder analizarlas y sacar conclusiones del espectro que controlan.

Una de estas redes sociales, Strava, ha generado millones de datos durante el 2016, según un informe recientemente publicado. En él se detallan que se han compartido 9,6 actividades cada segundo, por las 5,3 de 2015; un total de 161 millones de actividades sobre la bicicleta, 5,8 billones de kilómetros, que si las juntáramos con la subidas a pie darían un total de 60.400 años de deporte sin cesar.

El big data deportivo que gestiona Strava la ha convertido en una pieza importante para conocer la movilidad en bicicleta y a pie de los ciudadanos que la utilizan y suben sus datos a la red. Tanto que más de 70 ayuntamientos ya cuentan con Strava para planificar mejor sus ciudades, a través del proyecto Strava Metro, según datos de un reportaje en The Guardian publicado este mes de mayo. “No somos planificadores urbanos, pero una de las cosas que aprendimos es que no solamente las admnistraciones tenían pocos datos para empezar, sino que en varios casos somos la única base de dados que habla del comportamiento de ciclistas y caminantes en según qué zonas”, explica el co-fundador de Strava Michael Horvath. 

 

Nos adentramos en el mundo de Strava para ofreceros algunos datos que nos parecen interesantes. Esta red social nos da la oportunidad a los usuarios de sentirse cerca y conocer la actividad de deportistas profesionales de los que antes nos parecía inimaginable poder tener datos de cómo trabajaban. Este esfuerzo de acercamiento tiene premio, y se ve en el hecho que el ciclista neerlandés Laurens Ten Dam (Team Sunweb) es el deportista más seguido de la red, con más de 95.000 seguidores.

Con los datos de Strava sabemos que los españoles ruedan y mucho (especialmente los alaveses, con una media de 23,9km/h), pero no son los europeos más rápidos en bicicleta. Puede ser por capacidad o por la orografía, pero la palma se la llevan en los Países Bajos, con una media de 26,92km/h en las salidas de los hombres y 21,36km/h en el de las mujeres.

También podemos comprobar que, yendo en bici, se puede hacer de todo: desde pedir matrimonio a hacer dibujos con tus propios recorridos como el canadiense Stephen Lund. Y, por supuesto, ir a trabajar. Este 10 de mayo se celebró el primer Global Bike to Work Day y 79.879 usuarios subieron su actividad en bicicleta yendo al trabajo, una muestra más de la relevancia de estos datos como fuente de análisis urbanos.

 

f

 

Y tanto entre profesionales como aficionados, se pueden ofrecer “kudos”. En Strava no hay un gusto venerado, sino que se honra y se alaba el esfuerzo y se muestra respeto. En este caso, la actividad con más “kudos” del año, como no podía ser de otra forma, fue la victoria en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro de Greg Van Avermaet (BMC). Otro éxito deportivo como la victoria en la etapa reina de la Vuelta a España, acabada en el alto del Aubisque, de Robert Gesink, fue la que se llevó más respeto en España.

Sin embargo, la revolución de Strava no sería posible con la simple relación monolineal entre aficionado y profesional. Justamente, el hecho tan destacado del ciclismo de que todo el mundo, tanto profesionales como no, pasa por las carreteras, se ve reflejado en los KOMs y tiempos en diversos segmentos. ¿El más popular del estado español? El Puerto de Pollença, en Mallorca, con 132.555 actividades registradas en un país donde la media de las salidas en bicicleta es de 2 horas y 33 minutos, con 51 kilómetros recorridos.

Lo cierto es que los retos nunca se acaban. ¿El último? El del ex campeón americano Phil Gaimon, que celebró su último día de contrato como ciclista profesional subiendo el Mauna Kea, en Hawaii, registrando la subida más larga nunca antes hecha en la plataforma: 87 kilómetros de ascensión para pasar del nivel del mar a los 4207 metros de altitud de este volcán dormido. Uno más.

 

 

Artículos relacionados

Los chiflados del Ventoux

Los chiflados del Ventoux

Javier Guerrero, del Club Ciclista Gràcia, nos explica su experiencia hasta lograr su carnet de chiflado oficial del Ventoux al subir en un solo día las tres vertientes del Gigante de Provenza. Tú también puedes formar parte del Club des Cinglés du Mont Ventoux si te atreves a esta locura...

Javier Guerrero nos explica su experiencia hasta lograr su carnet de chiflado oficial del Ventoux.

CAT700, vuelve la brevet catalana

CAT700, vuelve la brevet catalana

Este miércoles día 30 de marzo a las 19:30h, en la Sala Cotxeres del Palau Robert (Barcelona), se hará la presentación de la segunda edición de la CAT700 MTB Brevet, una carrera única en el sur de Europa que vuelve a la carga tras una primera edición que reunió a 27 participantes. 

La Oakley Gran Fondo desde dentro

La Oakley Gran Fondo desde dentro

El pasado domingo 3 de abril, nuestro colaborador Hollis Duncan tuvo la oportunidad de rodar junto al Team Okley en la segunda edición de la marcha ciclodeportiva Gran Fondo Barcelona. Estas son sus impresiones a lo largo de 140 kilómetros rodeado de más de un millar de ciclistas y algunos ex profesionales como Egoi Martínez.