Vía París. Etapa 10: Tarbes - La Pierre-Saint-Martin

Vía París. Etapa 10: Tarbes - La Pierre-Saint-Martin

Empieza la montaña con una etapa unipuerto con final en alto. La zona dura de la subida termina a unos cinco kilómetros de meta, con lo que quien quiera hacer daño y generar diferencias deberá probarlo antes.


Apuesta conservadora: Chris Froome.
Apuesta arriesgada: Warren Barguil.

Nunca antes el Tour de Francia había terminado aquí, pero sí que la carrera ha subido el Soudet, paso situado a un kilómetro de la meta de hoy, día nacional francés. Este monte tiene muchas vertientes y la que se utiliza en esta etapa cuenta con el precedente de 2003 en una jornada para recordar. La carrera partía de Pau con destino a Bayonne tras haber superado todas las etapas de montaña a priori decisivas y con Lance Armstrong —ejem— con un minuto largo de ventaja sobre Jan Ullrich. Pero los protagonistas no fueron ninguno de estos dos corredores, sino otro también controvertido: Tyler Hamilton, que se marcó una exhibición de otra época con una clavícula rota desde el primer día de Tour. Siempre y cuando nos creamos el relato oficial, claro, relato que con estos mismos sujetos ha hecho aguas más de una vez. 

Pero en fin, lo que ocurrió ese día fue que Hamilton capturó en solitario la fuga mañanera, soltó a los demás aventureros en el Col Bagargui, precioso y muy empinado, y cabalgó con éxito los noventa kilómetros que le quedaban hasta Bayonne. El pelotón, además, tuvo las orejas tiesas durante buena parte del día puesto que el americano empezó el día séptimo de la general y llegó a amenazar hasta la tercera plaza de Vinokourov. Al final, una entente de Telekom, Euskaltel y Fassa Bortolo solo le permitió rebasar a Ivan Basso, corredor de preocupante actualidad desde la jornada de ayer.

Volviendo a la etapa de hoy, ésta habrá partido de Tarbes, localidad recurrente del Tour, y resorte de muchas historias, una de ellas que sirve para trazar un apunte literario. Dos personajes relevantes de la poesía francesa del siglo XIX tienen fuerte vinculación con la ciudad y la gracia reside en que son prácticamente antitéticos. Por un lado, Isidore Ducasse, más conocido como Conde de Lautréamont, pasó su adolescencia estudiando en Tarbes, lo equivale a prácticamente la mitad relevante de su vida, pues murió a los 24. Por el otro, Theóphile Gautier nació aquí. El primero, autor de Los Cantos de Maldoror, un conjunto de seis cantos poéticos venerados décadas más tarde por Breton y los surrealistas, supone el malditismo, la culminación del ala radical y oscura del romanticismo, el triunfo de lo imaginario sobre lo real. El segundo, Gautier, fue uno de los principales impulsores del parnasianismo, movimiento poético que pretendía contrarrestar los excesos del romanticismo y se fijaba en lo bello, en el arte, en la herencia clásica y en Oriente. Una nueva entrega de Dionisio contra Apolo que quizás podría tener su traslación a la carrera, a este Tour 2015. ¿Alguien se atreve a repartir los papeles?

 

 

Artículos relacionados

El blog de Cortina - La hora de morder el polvo

El blog de Cortina - La hora de morder el polvo

Iván García Cortina (Gijón, 1995) ya ha empezado su temporada de debut en el WorldTour con el equipo Bahrain-Merida, y en la segunda entrega de su blog en VOLATA nos explica sus primeras experiencias en las clásicas belgas que tanto le apasionan y donde ha podido vivir de primera mano el sufrimiento que llevan consigo

Adam Hansen y el Himalaya

Adam Hansen y el Himalaya

Hay muchas sitios diferentes donde prepararse para una gran vuelta. La mayoría de ciclistas con altas aspiraciones optan por concentraciones en altura. Ahora bien, todos en bici. ¿Todos? En una entrevista con VOLATA, el intrépido Adam Hansen nos explica que esto puede ser diferente, a través de su experiencia y sus planes para el Himalaya

Adrien Niyonshuti: 'Es importante que los africanos vean que el ciclismo les puede cambiar la vida'

Adrien Niyonshuti: 'Es importante que los africanos vean que el ciclismo les puede cambiar la vida'

Adrien Niyonshuti (Dimension Data) sufrió en primera persona el genocidio de Ruanda pero sobrevivió, a diferencia de mucha de su familia. Rehizo su vida dando pedales para huir del horror hasta llegar a ser ciclista profesional y convertirse en el abanderado de su país en los Juegos Olímpicos. VOLATA lo entrevista.