Vía París. Etapa 11: Pau - Cauterets - Vallée de Saint-Savin

Vía París. Etapa 11: Pau - Cauterets - Vallée de Saint-Savin

Tras la avalancha de ayer de Froome y su equipo hoy los rivales deberán reponerse en una etapa de corte distinto. El puerto más duro del día está situado a una distancia ideal para probar escenarios tácticos que pongan en duda la hegemonía atlética del británico.

Apuesta conservadora: Alejandro Valverde
Apuesta arriesgada: Ryder Hesjedal

Si ayer era Tarbes, hoy es Pau quién da la salida a un nuevo periplo por los Pirineos. Dos pequeñas ciudades hermanadas por su presencia casi permanente en el diseño del Tour de Francia y grabadas a fuego en la memoria del aficionado de cierta edad. Han sido muchos los episodios vinculados a una u otra población, pero todavía más y seguramente de más enjundia los asociados al plato fuerte de la etapa de hoy: el Tourmalet. Hay quién considera que quizás habría que dar un descanso al puerto, ya que desde 1910, año en que lo franqueó en primera posición Octave Lapize, ha figurado en la carrera cerca de ochenta ocasiones. Si además le sumamos un historial reciente de subidas decepcionantes, lejos de meta y/o sin lucha entre los principales nombres del pelotón, es comprensible que algunos veamos algún síntoma de agotamiento en la fórmula.

Por otra parte, entendemos que el ciclismo, y en especial el Tour, vive también de símbolos, de mítica, y en estos terrenos hay que reconocer que el Tourmalet es poco menos que imbatible, imponiendo tremendo respeto incluso entre los aficionados ocasionales, los que siguen el Tour desde cierta distancia. Además, ni que sea por la insistencia, esta aureola de leyenda que va más allá de la dureza empírica de sus rampas ha sido forjada por buena parte de lo más granado de la historia de la prueba: Trueba, Coppi —como se relata magistralmente en el libro de Mario Fossati—, Robic, Bahamontes, Julio Jiménez, Merckx, Van Impe, Chiappucci... En honor a esos nombres, olvidando las decepciones recientes, hoy nos pegaremos al televisor con la esperanza de revivir la leyenda, de asistir a su configuración en tiempo real, embargados de optimismo momentáneo, confiados de que pasará algo relevante, mágico e incontestable camino de Cauterets, ese Cauterets al que acudieron por las bondades de sus aguas termales de Giuseppe Verdi a Chateaubriand, de Victor Hugo a George Sand.


 

Mañana: Decimosegunda etapa entre Lannemezan y Plateau de Beille, de 195 km.

Artículos relacionados

Un día en las carreras

Un día en las carreras

Pello Bilbao (Astana) no va a disputar la contrareloj con posibilidades de ganar pero tiene órdenes de equipo claras. El fotógrafo Javier Martínez de la Puente lo siguió durante la etapa entre el Circuito de Navarra y Logroño en La Vuelta 2017.

En la mente de un esprínter

En la mente de un esprínter

En este contexto polémica en el Tour de Francia por la expulsión de Peter Sagan a causa de la caída que acabó con el abandono de Mark Cavendish, nos adentramos en las sensaciones desde dentro del pelotón en una llegada masiva con este artículo de ex ciclista Koldo Fernández de Larrea, que nos sirve de adelanto de nuestro nuevo número

Retales del Infierno del Norte

Retales del Infierno del Norte

…o del sur, depende desde dónde se mire. Si vivir en Holanda tiene alguna ventaja, ésta es la de estar a tan solo unas tres o cuatro horas de distancia de la mayoría de las Clásicas. Y eso es una oportunidad que ningún amante del ciclismo puede dejar escapar.