Vía París. Etapa 2: Utrecht - Zélande

Vía París. Etapa 2: Utrecht - Zélande

El perfil es elocuente como pocos. La primera etapa en línea es llana como la palma de la mano. Esto nos hace pensar en una resolución al sprint, pero ojo con la posible aparición de viento. Peligro, abanicos.


Apuesta conservadora: Alexander Kristoff
Apuesta arriesgada: Edvald Boasson Hagen

Cuando se organizaron las primeras grandes vueltas éstas unían las localidades más importantes de un territorio. En los últimos años, sin embargo, vienen siendo habituales finales de etapa en emplazamientos insólitos, a menudo en medio de la nada, bajo poderosas razones de rendibilidad mediática: en lo alto de una colina cualquiera de rampas imposibles, en un circuito de motos, junto a un faro… Y hoy en una pequeña isla artificial a la que se accede a través de un puente-dique. Estos elementos de ingeniería, que nos permitirán ver cómo se lanza un sprint en medio del mar, forman parte del proyecto mastodóntico llamado Plan Delta (Deltawerken) que llevó a desarrollar durante más de treinta años construcciones que protegen la región de las subidas de nivel del mar. Hay que recordar que buena parte de los Países Bajos tiene una altitud negativa e históricamente han sido recurrentes inundaciones de consecuencias dramáticas como las de 1953: su balance de muertes —más de 1.800— fue precisamente el detonante del Deltawerken.

Neeltje Jans, la isleta donde está puesta la meta bien podría ser un nombre de mujer: Neeltje es un diminutivo cariñoso de Cornelia, mientras que Jans es un apellido habitual en el país de los tulipanes. Si la cosa va de diminutivos cariñosos, entonces no sería de extrañar que ganara la etapa un corredor de Katusha: el nombre del equipo ruso es una manera tierna y próxima de referirse a las Katyas o Yekaterinas, como muestra una canción popular que cuenta la historia de una joven que aguarda impaciente el regreso de su amado del campo de batalla.


 

Mañana: Etapa tercera entre Amberes y Huy, con subida al famoso muro

Artículos relacionados

Retales del Infierno del Norte

Retales del Infierno del Norte

…o del sur, depende desde dónde se mire. Si vivir en Holanda tiene alguna ventaja, ésta es la de estar a tan solo unas tres o cuatro horas de distancia de la mayoría de las Clásicas. Y eso es una oportunidad que ningún amante del ciclismo puede dejar escapar.

 

El blog de Cortina - La hora de morder el polvo

El blog de Cortina - La hora de morder el polvo

Iván García Cortina (Gijón, 1995) ya ha empezado su temporada de debut en el WorldTour con el equipo Bahrain-Merida, y en la segunda entrega de su blog en VOLATA nos explica sus primeras experiencias en las clásicas belgas que tanto le apasionan y donde ha podido vivir de primera mano el sufrimiento que llevan consigo

Adam Hansen y el Himalaya

Adam Hansen y el Himalaya

Hay muchas sitios diferentes donde prepararse para una gran vuelta. La mayoría de ciclistas con altas aspiraciones optan por concentraciones en altura. Ahora bien, todos en bici. ¿Todos? En una entrevista con VOLATA, el intrépido Adam Hansen nos explica que esto puede ser diferente, a través de su experiencia y sus planes para el Himalaya