Vía París. Etapa 9: Vannes - Plumelec

Vía París. Etapa 9: Vannes - Plumelec

No es muy habitual una contrarreloj por equipos al noveno día de carrera. En realidad la normativa no lo permite, pero el Tour es el Tour y hace y deshace a su conveniencia sin recibir muchas quejas. El kilometraje es más bien corto, pero el repecho final seguro que hace sufrir a más de un equipo que llega justo de efectivos y de fuerzas.


Apuesta conservadora: BMC
Apuesta arriesgada: Tinkoff-Saxo

De Vannes parte la novena etapa de este Tour y de Vannes partió el periplo por este mundo de un gigante del cine francés como Alain Resnais. Al tratarse de una contrarreloj, la etapa recomenzará una y otra vez, en tantas ocasiones como equipos hay en liza, configurando una desfragmentación temporal del relato que parece un homenaje involuntario al director de El año pasado en Marienbad.

Más allá de permitir esta analogía, Vannes ofrece atractivos variados al visitante. En lo que concierne al ámbito natural, es la puerta de entrada al golfo de Morbihan —en bretón, “pequeño mar”— , un estuario repleto de islotes dedicados a la cría de ostras y al turismo. En relación al patrimonio histórico y cultural, compensa su modestia —ronda los 50.000 habitantes— con una muy buena conservación de su legado arquitectónico. Vannes, a diferencia de muchas otras ciudades bretonas, fue respetada por los bombardeos de la II Guerra Mundial.

Si Vannes representa la cara de la guerra, Plumelec, donde termina la cronometrada, bien puede ser la cruz. Al menos sin duda la fue para un cabo de 29 años llamado Émile Bouétard. El joven formaba parte de un grupo de paracaidistas que la madrugada del 6 de junio de 1944 tomó tierra en las afueras de Plumelec, con la mala fortuna de ir a caer unos pocos centenares de metros de un puesto de observación alemán. Durante las escaramuzas posteriores fue abatido y se convirtió en el primer soldado fallecido dentro de las operaciones de la Batalla de Normandía, la exitosa ofensiva aliada para recuperar la Francia ocupada.


 

Mañana: primera jornada de descanso. El próximo martes 14 de julio los ciclistas reemprenderán carrera desde Tarbes

Artículos relacionados

Un día en las carreras

Un día en las carreras

Pello Bilbao (Astana) no va a disputar la contrareloj con posibilidades de ganar pero tiene órdenes de equipo claras. El fotógrafo Javier Martínez de la Puente lo siguió durante la etapa entre el Circuito de Navarra y Logroño en La Vuelta 2017.

En la mente de un esprínter

En la mente de un esprínter

En este contexto polémica en el Tour de Francia por la expulsión de Peter Sagan a causa de la caída que acabó con el abandono de Mark Cavendish, nos adentramos en las sensaciones desde dentro del pelotón en una llegada masiva con este artículo de ex ciclista Koldo Fernández de Larrea, que nos sirve de adelanto de nuestro nuevo número

Retales del Infierno del Norte

Retales del Infierno del Norte

…o del sur, depende desde dónde se mire. Si vivir en Holanda tiene alguna ventaja, ésta es la de estar a tan solo unas tres o cuatro horas de distancia de la mayoría de las Clásicas. Y eso es una oportunidad que ningún amante del ciclismo puede dejar escapar.