Vía Turín. Etapa 10: Campi Bisenzio - Sestola

SUSCRÍBETE

Borja Barbesà | 16 May 2016

Vía Turín. Etapa 10: Campi Bisenzio - Sestola

Vía Turín. Etapa 10: Campi Bisenzio - Sestola

Compartir

Ojo, ojo, ojo. Etapa peligrosísima. Por longitud, por situación tras el día de descanso y por dureza, vendida a la baja en relación a las etapas de alta montaña, pero con dificultades repartidas a lo largo del día. Lo normal sería que llegara la escapada, pero no se descarta en absoluto que entre los hombres de la general haya pelea en el penúltimo puerto.

Apuesta (poco) conservadora: Tim Wellens
Apuesta arriesgada: Pavel Kochetkov

Siempre he fantaseado con que me dejen diseñar los recorridos de una gran vuelta. Además de intentar trazar etapas tan bien tiradas como la de hoy desde el punto de vista deportivo, me lo tomaría como un juego privado, inventándome para mi propio disfrute unas reglas bizarras, absurdas e innecesarias. No distaría mucho de lo que propone el OuLiPo, el grupo de experimentación literaria que fundó Raymond Queneau en 1960 y que se ponía restricciones, las llamadas contraintes. En la novela La Disparition, por ejemplo, Georges Perec omite por completo la letra e, la más común en francés, y tres años después, en Les Revenentes, el juego se invierte y no hay más que esa vocal en toda la obra. Así, mis etapas no pasarían por municipios de más de dos sílabas, evitarían las carreteras cuyo código numérico no fuera múltiplo de tres o el trazado, visto sobre el mapa, tendría la forma de un diplodocus. A la porra los consejos de las fuerzas de seguridad y tráfico, las subvenciones, las exigencias de los patrocinadores y el ego de los alcaldes. Para ego ya bastaría con el mío. Sería la mar de divertido, permitiría a los aficionados más patafísicos jugar a adivinar cuál es la contrainte que rige cada etapa, esa ley subterránea que dispone pasar por ahí y no por acá.

Pero, ¿y si mi idea no es tan original y ya la están llevando a cabo los organizadores del presente Giro? ¿Hay algún secreto oculto que late bajo la etapa de hoy? ¿Quizás todas las etapas reproducen el curso de ríos del sureste asiático? ¿O el hecho de ir hasta el norte, hasta Marano sul Panaro, para justo ahí cambiar de sentido y volver al sur, tiene algo que ver con que también se pasa por otro pueblo que se llama Marano? ¿Qué nos quieren decir? O quizás uno de los que corta el bacalao es hincha de la Fiorentina y su restricción se basa en homenajear a los jugadores más emblemáticos que han pasado por el club y por eso hay una meta volante plantada en Pavullo Nel Frignano, el pueblo natal del capocannoniere Luca Toni. Argh, ahora que ya me ha poseído este demonio, no puedo dejar de escudriñar las etapas hasta que dé con el maldito hilo conductor. Bien, afortunadamente el Giro es largo y aún me quedan días para descubrirlo. Apúntense.